Cafés con sabor a novela

Tonos de Chocolate

Un café-librerí­a en el barrio de Malasaña permite disfrutar de un ambiente agradable y tranquilo y echarle un vistazo a sus obras literarias: en su mayorí­a, novelas alejadas de los dictámenes editoriales del momento
Con una idea importada de Buenos Aires, un café-librerí­a nací­a hace 10 años en el barrio de Malasaña. En ‘El bandido doblemente armado’ no sólo se les puede echar el ojo a los clientes apostados en la barra del bar, sino también a los libros que pueblan las paredes y las estanterí­as de un local entregado a la creación cultural.
Como explica la responsable del bar, Bea Andrés, “muchos de los que acuden lo hacen para comprar libros, obras literarias que no se encuentran fácilmente en las librerí­as más comerciales, pero otros vienen simplemente a tomarse un café por las tardes o la primera copa de una noche de fin de semana”.
Los dí­as más animados, sin embargo, son aquellos en los que hay un DJ invitado que pincha música -jazz o electrónica- en el local. Por otra parte, las paredes de ‘El bandido…’ acogen temporalmente exposiciones de pintura y fotografí­a artí­stica.
Así­, en un ambiente desenfadado y tranquilo, en el que se puede degustar un chocolate, un té, un café o las especialidades de fin de semana “mojitos y ‘gin tonics’- a ritmo de jazz, todo parece invitar a la lectura de alguno de los clásicos del siglo XX: Truman Capote, Virginia Wolf o Albert Camus; aunque también se pueden encontrar las novelas de Paul Auster, algunos cómics de Tintí­n para los nostálgicos o incluso – con un poco de suerte, quizá buscando entre las estanterí­as- ‘best sellers’ al estilo de Ken Follett.

Deja un comentario