Crepes muy sabrosos

crepesHarina, leche, huevo y un poco de mantequilla o margarina. Éstos son los ingredientes básicos para preparar unos sabrosos crepes. Un plato sencillo y con grandes posibilidades culinarias (dan lugar a mil y una recetas, tanto dulces como saladas) pero para cuya elaboración es conveniente seguir una serie de trucos y recomendaciones como las que a continuación te proponemos:

Una vez mezclados los ingredientes utiliza una batidora para obtener una masa fina. Con las varillas eléctricas se consiguen magní­ficos resultados también. Si aun así­ te han quedado algunos grumos, cuela la masa.

En función de si vas a preparar unos crepes dulces o salados puedes añadir también hierbas aromáticas picadas.

Una vez que la masa ha reposado (unos 20 minutos en el frigorí­fico) vamos haciendo los crepes en la sartén (ésta deberá ser antiadherente). Extiende una cucharada de “pasta” por la sartén de modo que quede una capa muy fina y uniforme. Puedes emplear un trapo empapado en aceite o mantequilla derretida y pasarlo por la sartén entre la confección de cada crepe.

Como los crepes se enfrí­an enseguida puedes apilarlos en un plato colocado sobre una cacerola con agua caliente y taparlos con otro plato. Si vas a prepararlos dulces, un buen consejo consiste en espolvorearlos con un poco de azúcar para que no se peguen unos con otros.

Para darles la vuelta, si eres hábil, hazlos “saltar por los aires” como un cocinero profesional. Si no, utiliza una espátula ancha de metal o madera.

Como hemos mencionado anteriormente puedes servirlos de maneras bien distintas, no sólo en cuanto a su presentación (enrollados, en forma triangular…) sino en cuanto a su composición: rellenos de nata montada, con chocolate caliente, con una salsa de miel o caramelo, mermelada, rellenos de frutas, jamón y queso, verduras, marisco o pescados ligados con una bechamel, etc.

Si te han sobrado muchos crepes y no vas a consumirlos puedes plegarlos en cuatro, meterlos en una bolsa de plástico para alimentos e introducirlos en la nevera.

Deja un comentario