Beneficios del chocolate negro

Washington.- El chocolate negro no sólo puede aliviar el alma sino también puede rebajar la presión sanguí­nea, según estudio publicado por la Asociación Estadounidense del Corazón.
El grupo de investigación muestra que componentes encontrados en el chocolate llamados flavonoides pueden ayudar a los vasos sanguí­neos a trabajar sin problemas, quizás, reduciendo el riesgos de enfermedades cardiacas, así­ lo informó Reuters.
“Estudios previos sugieren que los alimentos ricos en flavonoides, incluidas las frutas, las verduras, el te, el vino tinto y el chocolate, pueden ofrecer beneficios cardiovasculares, pero esta es una de las primeras pruebas para apuntar especí­ficamente al efecto del chocolate negro en la bajada de la presión sanguí­nea entre las personas con hipertensión”, dijo Jeffrey Blumberg de la Universidad de Boston, quien dirigió el estudio.
“Este estudio no trata de hacer comer más chocolate”, añadió Blumberg. “Sugiere que los flavonoides de cacao parecen tener beneficios en la función vascular y en la sensibilidad hacia la glucosa”.
Los cientí­ficos están lejos de ser capaces de hacer recomendaciones especí­ficas para los pacientes basadas en sus estudios acerca del chocolate, y los nutricionistas han argumentado que las personas deben ser cautas porque el chocolate tiene un alto peso en la gordura, en el azúcar y en las calorí­as.
“El chocolate blanco, que no tiene flavonoides, era el alimento de control perfecto porque contiene todos los ingredientes y calorí­as halladas en el chocolate negro”, dijo Blumberg.
“Es importante destacar que el chocolate negro que utilizamos tení­a un alto nivel de flavonoides, dándole un sabor ligeramente agridulce. Muchos estadounidense comen chocolate con leche, que tiene una menor cantidad de estos componentes”, añadió.
Escribiendo en el diario Hypertension, el equipo de Blumberg dijo que cuando los voluntarios comieron el chocolate negro especial, experimentaron un decrecimiento de la presión sanguí­nea.
La presión sanguí­nea no varió cuando los voluntarios comieron chocolate blanco.

Deja un comentario