Los baños de chocolate activan el romanticismo en la pareja

El chocolate es un regalo tí­pico que se hacen los enamorados en su dí­a. Pero lo nuevo no es su destino comestible, sino un baño completo: sumergirse en chocolate, con la idea de que una celebración será, así­, verdaderamente romántica.

Un spa de Japón, por ejemplo, publicita los baños de chocolate caliente, mezclado con aguas termales. En ese caso, el spa nipón destaca que el agua contiene extracto de cacao, cuyo efecto es mantener la piel humectada y bella.
En distintos centros de estética del paí­s también incorporan al chocolate en su oferta de servicios, de distintas maneras.

Según el diario “La Nación”, cada vez son más los spa y los centros de belleza de Buenos Aires que han incorporado el chocolate como producto terapéutico y cosmético en sus tratamientos. Es que el cacao, además de aportar vitaminas y minerales, contiene sustancias estimulantes como la teobromina, la cafeí­na y la teofilina, y propiedades antidepresivas naturales, como la feniletilamina.

La mayorí­a de los centros ofrece una limpieza y una exfoliación de la piel. En Buenos Aires la conocen como la “chocolaterapia”, que se puede combinar con las más tradicionales algas, fangos, o piedras calientes. Asimismo, la sesión se complementa con baños turcos, duchas escocesas o inmersiones en el jacuzzi.

Deja un comentario