¿Te apetece un masaje de chocolate?

La chocoterapia está en auge y el motivo es el placer fí­sico y mental que produce un goloso masaje con chocolate. Es extremamente eficaz contra el estrés y el mal humor.
Esta terapia implica la participación de todos los sentidos. Para el masaje se usa una particular mezcla de cacao puro y manteca de cacao con aceite de almendras dulces. El cacao (Teobroma Cacao) es un árbol tropical cuyos frutos contienen semillas ovales que se parecen a las almendras. La manteca de cacao es la grasa natural que se consigue calentando, presionando y filtrando la pulpa de las semillas de cacao; desde la pasta de cacao, desmenuzada y pulverizada, se consigue el cacao en polvo.
El cacao actúa a nivel fí­sico y psicológico. Se ha demostrado que el cacao induce la producción de endorfinas, las “sustancias naturales de la felicidad”, que pueden aumentar la actividad de la serotonina, es decir la neurotransmisión que favorece el buen humor.
Además, el chocolate tiene un gran poder antioxidante y nos aporta principios activos de gran importancia para nuestro metabolismo como las sales minerales (la elevada concentración de magnesio, fósforo y calcio compone una perfecta combinación para los tratamientos contra la atoní­a y el relajamiento de los tejidos, ayudando además a la mejora de la circulación); las vitaminas que contiene están indicadas para los tratamientos nutritivos, hidratantes y suavizantes para todo tipo de pieles; los polifenoles del chocolate intervienen en tratamientos estimulantes y antiedad; los flavonoides son útiles en los tratamientos drenantes ya que ayudan a mejorar la celulitis edematosa y las retenciones hí­dricas; y además, la teobromina y la cafeí­na del cacao son estimulantes y reductoras con lo cual actúan contra las adiposidades localizadas y mejoran el tono de la piel, y en mayor medida actúan como calmante y antiestrés.
Las propiedades y beneficios del chocolate y el aceite de almendras calientes son la mejor salud para tu cuerpo y unidos a las sensaciones del masaje con técnicas Ayurvedas consigue envolverte y transportarte a un estado de completa relajación.
¿Te apetece un masaje bien dulce que además de placentero te cuida? No lo dudes, lo primero es sentirte bien contigo misma y darte caprichos cuando el cuerpo te lo pida.

Deja un comentario